Creatividad. Bsqueda colectiva de ideas por Danielle Quarante
Brainstorming para la creación de productos El brainstorming - expresión anglosajona que significa "tormenta de ideas"- es un conocido ejercicio de imaginación efectuado en grupo, que permite producir gran cantidad de ideas en un mínimo de tiempo.

Este método fue descrito por vez primera en 1963 por A. Osborn en su obra Applied Imagination. En la actualidad es ampliamente utilizado en las empresas y en los gabinetes de concepción.

Se trata de formar un grupo de trabajo de 5 a 12 personas, bajo la responsabilidad de un animador o distribuidor del juego cuya función consistirá en estimular la discusión para que aparezcan ideas nuevas. Para obtener buenos resultados, la actitud del animador ha de ser siempre positiva. El grupo puede ser homogéneo o heterogéneo y puede ser o no ser representativo de un campo especializado. Algunos participantes pueden aportar un punto de vista diferente y dar perspectiva a la discusión. Lo que importa es que la elección de los participantes se efectúe voluntaria y sensatamente, y que corresponda adecuadamente al campo de investigación y a los objetivos fijados.

Al iniciarse la sesión, el animador debe definir de forma clara y simple el problema que se plantea y lo que se busca. Expone las reglas del juego y explica cómo se desarrollará la sesión. Ante los participantes, confecciona la lista de las ideas que surgen, a medida que van siendo expuestas. La finalidad consiste en dar el máximo de ideas posible. Por tanto, todos se comprometen a decir o a escribir todo lo que se les ocurra. No se critica ninguna de las ideas emitidas. El grupo debe mantener una gran libertad para pensar y buscar sin agobios. La variedad de ideas es de importancia capital. Las ideas expuestas se utilizan como trampolín para otras ideas. En ese estadio no se tienen en cuenta los costes de fabricación de los productos ni el realismo de las propuestas. Cada uno de los participantes tiene que sentirse "inspirado" y no debe aflorar ningún asomo de censura.

Las ideas que se emiten son escritas individualmente por cada participante, pero son comunicadas oralmente a todos o son escritas en una pizarra por el animador.

Se trata de una gimnasia imaginativa que utiliza:
  • los juegos de modificaciones y transformaciones;
  • cambios de escalas;
  • cambios de colores, de volmenes;
  • cambios de materiales;
  • cambios de peso, de dimensiones...;
  • cambios de funciones de utilizacin;
  • los juegos de superposiciones funcionales;
  • asociacin de dos funciones habitualmente aisladas (en un mismo objeto);
  • los discursos imaginativos que describen un producto colocado en situaciones completamente distintas de utilizacin, ya sea en un marco diferente, en un marco futuro o en un marco absurdo;
  • la utilizacin de una gimnasia mental que es la de los "s" y de los "cmo", y la de los conceptos de modificacin, inversin, transformacin, combinacin, reduccin o transferencia.

Una vez terminada la sesión, es conveniente conservar todas las ideas, clasificarlas y evaluarlas.

A diferencia del brainstorming propiamente dicho, que puede constar de una sesión muy corta, la clasificación y la elección de resultados necesita tiempo.

El método de brainstorming es muy eficaz para resolver problemas puramente creativos. Es muy empleado en creación publicitaria. Asimismo, puede utilizarse ampliamente para la concepción de productos y servicios en la fase de búsqueda de información, en la redacción de los cuestionarios o en determinados problemas de creación siempre que estén claramente definidos, y ello tanto en el momento inicial de la investigación como en el curso de los estudios para resolver aisladamente un problema concreto.

Finalmente, también es muy eficaz en la búsqueda de ítems para la construcción de retículas de análisis semánticos diferenciales.

 

Listas de control (check-lists)

Las listas de control (check-lists) se emplean con eficacia durante todo el proceso de concepción. Pueden ayudar a circunscribir el problema. Desempeñan el papel de recordatorios (fase de factibilidad), pueden permitir el hallazgo de nuevas soluciones (estudios preliminares) y también son muy útiles en la fase de verificación. Se confeccionan específicamente para cada problema que se plantea.

Presentamos una lista de control larga, pero no exhaustiva, que puede utilizarse como base para la confección de otras listas más específicas.

Preguntas e informaciones que se esperan en términos del problema que se plantea

  • ¿Puede verificarse la validez de la demanda?
  • ¿Cuáles son los objetivos aparentes y los objetivos subyacentes? ¿Cómo se puede analizar el problema apuntando a una demanda prospectiva?
  • ¿Cuál es el entorno del problema?
  • ¿Cuáles son las interacciones y consecuencias posibles si se modifica la situación existente?
  • ¿Puede efectuarse un análisis global de la situación (entorno-relación hombre/producto, hombre/máquina)?
  • ¿Cuáles son los problemas de seguridad actuales o que pueden plantearse a largo plazo?
  • ¿Puede construirse el esquema del sistema de relación hombre/tareas a desarrollar, hombre/objetivos a alcanzar, hombre/problemas a resolver?
  • ¿Y en términos de economía, y para quién?
  • ¿Puede razonarse en términos de materias primas?
  • ¿En qué ambiente se inscribe el problema (visual, sonoro, térmico)?
  • ¿Existen problemas legales y jurídicos?

 

Preguntas que afectan al producto
  • ¿Puede analizarse la relación producto/entorno?
  • ¿Qué servicios se esperan del producto?
  • ¿Cómo se ha respondido a la pregunta anterior hasta ahora?
  • ¿A partir de qué principios?
  • ¿Cuáles son sus normas?
  • ¿Qué prestaciones se esperan del producto?:
  • duración de vida,
  • fiabilidad,
  • duración,
  • resistencia,
  • facilidad de mantenimiento,
  • gasto de energía,
  • economía de materias primas,
  • seguridad,
  • estanqueidad,
  • estética.
  • ¿Cómo puede mejorarse la calidad, las prestaciones y la apariencia del producto?
  • ¿Qué fuentes de molestias o peligros hay que tratar de eliminar en este tipo de productos?:
  • eléctricos,
  • mecánicos,
  • químicos,
  • acústicos,
  • ópticos,
  • térmicos,
  • higrométricos.
  • ¿Qué conllevan los criterios actuales y los imperativos de construcción? ¿Podrían existir otros principios de concepción?
  • ¿Qué relaciones con otros aparatos deben ser tenidas en cuenta (conexión eléctrica, salida de piezas, salida de materiales, relaciones funcionales...)?
  • ¿Tiene que conectarse o se prevé que pueda conectarse en el futuro este producto con otros?
  • ¿Qué modificaciones pueden aportarse al producto en lo que respecta a la lógica de la disposición de los elementos, las inscripciones y los colores?
  • ¿Existe una diferencia fundamental o una defectuosa superposición entre la lógica de las tareas a desempañar por el uso y la lógica del sistema-máquina?
  • ¿Existen problemas de inteligibilidad del producto por parte del usuario?
  • ¿Existe en los colores usuales?
  • Qué colores parecen deseables para:
  • el conjunto del producto,
  • los órganos de mando,
  • los elementos normalizados,
  • la lógica de lectura, la comprensión,
  • la visibilidad.
  • ¿Puede construirse el esquema o el modo de uso presumible del producto?
  • ¿Será o no expedido el producto? ¿Por quién? ¿Cómo? ¿Dónde?
  • ¿El producto tendrá mantenimiento? ¿En qué momento? ¿Por quién? ¿Cómo? ¿Dónde?
  • ¿Necesita el producto un embalaje, un empaquetado, un envasado?
  • ¿Tiene que resistir el producto al vandalismo?

 

Preguntas que afectan al usuario
  • ¿Qué acciones deberá efectuar el usuario cuando utilice el producto?
  • ¿Qué tareas pueden calificarse como particularmente importantes?
  • ¿Qué duración tiene cada una de las tareas? ¿En qué orden se desarrollan en el espacio? ¿En qué condiciones?
  • ¿Cuáles son las tareas que provocan cansancio particularmente física y psíquicamente?
  • ¿Qué tareas deben efectuarse en una posición de trabajo particular? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Qué personas comprarán, emplearán, fabricarán, montarán y efectuarán el mantenimiento del producto? ¿Por qué motivos?
  • ¿Existen otros usuarios aparte el usuario final (obreros, fabricantes del producto)?
  • ¿Cuáles son los datos antropométricos básicos?
  • ¿Cuáles son los puntos particulares de incomodidad para el operador tanto en el uso como en el momento de la fabricación?
  • ¿En qué medio funciona la relación hombre/producto? ¿En qué condiciones de lugar, de clima, de iluminación, de acústica?
  • ¿Qué perjuicios para el usuario pueden ser causados por el producto y cómo pueden ser eliminados (ruido, vibraciones, calor, deslumbramiento, presión, polvo, vapor, olores, fealdad...)?
  • ¿Deben resolverse problemas de ventilación? ¿Cómo puede concebirse el producto de manera que se facilite su utilización (reparación, montaje)?
  • ¿Qué peso máximo o mínimo debe tener el producto? ¿Tiene que ser trasladado o elevado?
  • ¿Qué influencia puede tener el peso y las dimensiones del producto sobre su uso?
  • ¿Qué dispositivos o elementos condicionados por la costumbre deben tenerse en cuenta?
  • ¿Qué tipo de defectos se han observado en la utilización de productos similares? ¿Cómo evitarlos?
  • ¿Qué importancia tienen los factores psíquicos en la relación hombre/producto?
  • ¿Qué aspectos fisiológicos, mentales, culturales o sociales deben tenerse en cuenta?
  • ¿Debe llevar inscripciones el producto? ¿Cuáles?
  • ¿Cuáles son las costumbres de lectura?
  • ¿Qué precisiones y facilidades de lectura hay que esforzarse por alcanzar?
  • ¿Qué disposiciones deben adoptar los elementos para permitir que los usuarios comprendan mejor las funciones del producto?

 

Preguntas que afectan a los límites técnicos y económicos
  • ¿Cuáles son los límites técnicos y económicos que se oponen al establecimiento de condiciones óptimas de ergonomía y de valor de uso?
  • ¿De qué margen de tiempo/coste se dispone para establecer las condiciones óptimas de ergonomía y de valor de uso?
  • ¿Se ha previsto un estudio del análisis del valor? ¿En qué momento del desarrollo del estudio?
  • ¿Puede renunciarse a algún aspecto del producto?
  • ¿Puede renunciarse a determinadas técnicas?
  • ¿Qué métodos de fabricación se emplearán?
  • ¿Cuáles son sus posibilidades de fabricación?
  • ¿Pueden preverse inversiones en maquinaria?
  • ¿Quién se encargará de las pruebas?
  • ¿Se ha previsto un control? ¿En qué momento?
  • ¿Quién asegurará el servicio postventa?
  • ¿Cuándo intervendrá el equipo de marketing?
  • ¿Qué servidumbres y qué reglamentos legales deben tenerse en cuenta?

 

Preguntas que afectan a la elección de materiales
  • ¿Cuáles son los materiales a considerar?
  • ¿Cuáles son los materiales habitualmente empleados para resolver este tipo de problemas? ¿Cuáles son sus ventajas y sus inconvenientes? ¿Existen otros materiales que puedan resolver mejor el problema?
  • ¿Son válidos los materiales previstos si se consideran desde los puntos de vista de:
  • la resistencia química,
  • la resistencia térmica,
  • la resistencia eléctrica?
  • ¿Cuáles son los imperativos de resistencia mecánica?
  • ¿Cuáles deben ser:
  • la resistencia al choque,
  • la resistencia a la tracción,
  • la estabilidad dimensional,
  • la dureza,
  • la rigidez,
  • la resistencia al rozamiento,
  • la conductibilidad eléctrica,
  • la resistencia a la humedad, al sol,
  • la resistencia al frío, a las intemperies?
  • ¿Tienen que resistir los materiales al fuego? ¿Cómo? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Qué aspectos presentan habitualmente en su superficie los productos semejantes?
  • ¿Es desaconsejable algún aspecto de superficie?
  • ¿Qué problemas de corrosión pueden aparecer?
  • ¿Qué aspectos de superficie deben ser considerados por lo que respecta a:
  • el tacto,
  • el aspecto visual,
  • el mantenimiento,
  • la duración?
  • ¿Deben responder los materiales seleccionados a algunas especificaciones o algunas normas?
  • ¿Corresponden a las posibilidades de fabricación los materiales considerados? ¿Están estos disponibles? ¿Con qué facilidad? ¿En qué plazo?
  • ¿Pueden optimizarse las formas para reducir los cortes o los residuos?

 

Preguntas que afectan a la convalidación y a las pruebas
  • ¿Presenta la situación considerada más inconvenientes que ventajas? ¿Cómo reducir los inconvenientes?
  • ¿Qué motivos han sido decisivos en el momento de elegir las soluciones? ¿Son válidos estos motivos con respecto a los objetivos?
  • ¿Puede sustituirse la primera solución por otra?
  • ¿A qué otros usuarios puede trasladarse la solución?
  • ¿Se puede modificar su escala, miniaturizarla?
  • ¿Puede construirse y probarse un modelo ergonómico para comprobar la situación hombre/máquina?
  • ¿Qué otro tipo de pruebas pueden llevarse a efecto? ¿Puede confeccionarse una lista de estas pruebas?
  • ¿Pueden compararse los resultados de las pruebas, pueden probarse las mejoras y pueden justificarse las soluciones?
  • ¿Habrían podido utilizarse elementos más perfeccionados, ya existentes en el mercado y compatibles con el uso y la ergonomía?
  • ¿A partir de qué principios han sido elegidos y dispuestos los elementos, y en especial los de mando?
  • ¿Existen elementos de mando con dobles funciones? ¿Puede este hecho crear confusión? ¿Se han tenido en cuenta todas las posibilidades de maniobras falsas?
  • ¿Puede funcionar el producto con todas las condiciones de seguridad requeridas?
  • ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Ha alcanzado el producto un grado suficiente de inteligibilidad para el usuario?
  • ¿Es coherente el producto?
  • ¿Han sido comprobadas las reglamentaciones y las normativas?
  • ¿Han sido comprobados los aspectos jurídicos y de protección industrial?

 

Preguntas que afectan a la política de imagen de empresa
  • ¿Existe una política de imagen de empresa?
  • ¿Existe un manual de identificación?
  • ¿Forma parte el producto de una gama o una familia de productos?
  • ¿Tiene el producto un pasado? ¿Forma parte de una gama que existe desde hace tiempo?
  • Por el contrario, ¿debe crearse la gama?
  • ¿Puede ser el producto considerado globalmente, con su embalaje o empaquetado, su imagen visual y su publicidad?
  • ¿Existen unos colores preferenciales acordes con la imagen de la empresa? ¿Existen unas normas de color para los productos y las gamas de productos?
  • ¿Se inserta el producto de manera natural en la estrategia desarrollada por la empresa?
  • ¿Responde a esta estrategia?
  • por su uso,
  • por el servicio que presta,
  • por su aspecto formal y visual,
  • por su concepción con respecto a otros productos de la empresa,
  • por su concepción con respecto a los productos de la competencia,
  • por su diseño global (concepción, grafismo, embalaje o empaquetado, lanzamiento)?

La lista de preguntas aquí presentes no puede ser exhaustiva, ya que debe completarse y enriquecerse con preguntas-clave de acuerdo con los diferentes proyectos tratados por el diseñador. La lista sigue la evolución general de los estilos de vida, los datos del marketing, de la industria y de la tecnología.

Danielle Quarante es diseñadora industrial, enseñante e investigadora. Profesora de la célebre Universidad de Tecnología de Compiègne (París), donde ha introducido una nueva metodología en formación en Diseño Industrial para Ingenieros.
Ha colaborado con empresas como Zeiss Ikon, Airborne, Saint-Gobain. Obtuvo la medalla de bronce de la Sociedad Promotora del Arte y la Industria. Premiada en el concurso Prisunic-Shell. Ha presidido la Unión Francesa de Designers Industriales UFDI y es miembro del Comité Nacional de Enseñanza de la Concepción de Productos, y del Consejo Internacional de Sociedades de Diseño Industrial ICSID.
Constituyó y preside un "Comité Científico para la concepción de productos-design" en el Ministerio de Investigación y Tecnología. Por encargo del Ministerio Francés de Industria y Acondicionamiento del Territorio, ha realizado un estudio para la introducción del diseño en las Escuelas de Ingenieros y en las Escuelas de Gestión. Ha sido la impulsora del Primer Coloquio Internacional "Investigaciones sobre el Diseño", en la Universidad de Tecnología de Compiègne, a la que han asistido especialistas e interesados de todo el mundo.